Logo de Instituto nacional de la yerba mate

Instituto nacional de la yerba mate

¡Al gran mate argentino salud!

30 de noviembre: Día Nacional del Mate en la Argentina

Cada 30 de noviembre celebramos el “Día Nacional del Mate”. Las razones que explican la pasión por este icono nacional.

Pasión Nacional 

Tomar mate para los argentinos, es mucho más que beber una infusión. Tomar mate acerca a los amigos y familias, es compartir las ganas de estar juntos, no importan las edades ni clase social.

Presente en el 90% de los hogares, la explicación de este fenómeno va más allá de razones, se trata de un vínculo emocional, el mate llega al corazón del pueblo argentino.

Mirá también: Claves para preparar un buen mate

¿Por qué el 30 de noviembre es el Día Nacional del Mate? 

El Congreso de la Nación Argentina, sancionó en diciembre de 2014 la Ley 27.117, la cual establece que el día 30 de noviembre de cada año se celebre el “Día Nacional del Mate”, en homenaje al caudillo Andrés Guacurarí, conocido popularmente como “Andresito”.

 Andresito, el único gobernador indígena de la historia argentina.

¿Quién fue Andresito Guacurarí?

De familia guaraní, “Andresito” llegó al mundo el 30 de noviembre de 1778 en Santo Tomé (Corrientes) y gobernó la Provincia Grande de las Misiones.

Andresito Guazurarí fue el principal capitán en la defensa argentina de los extensos territorios ubicados entre el río Paraná al oeste y el río Yacuy al este durante las invasiones luso-brasileñas.

¿Desde cuándo se celebra el Día Nacional del mate en la Argentina? 

La norma fue publicada en el Boletín Oficial en febrero del 2015, el primer dia del mate fue el 30 de noviembre de 2015.

 Y este no es un dato menor, ya que mediante esa legislación se promueve que en todos los eventos y actividades oficiales de índole cultural, se promocione el consumo de mate.

Los orígenes del mate

Los orígenes de nuestro mate nos llevan a la cultura guaraní.

Las hojas del árbol de la yerba mate (Ilex paraguariensis) eran utilizadas por los guaraníes como bebida, y eran objeto de culto y ritual, y moneda de cambio en sus trueques con otros pueblos prehispánico como los incas, los charrúas y los araucanos, quienes recibian la yerba de los nativos guaraníes.

Para el guaraní, el árbol de la yerba es el árbol por excelencia: lo consideraban un regalo de los dioses, era una fuente de energía durante sus largas caminatas por la selva.

Los conquistadores aprendieron de los guaraníes las virtudes y formas de tomar mate, e hicieron que el hábito de tomarlo se difundiera, al punto de organizarse un intenso comercio desde su zona de cultivo originaria, a todo el Virreinato del Río de la Plata.

Los Jesuitas y el mate

Más tarde los padres jesuitas incorporaron el cultivo en las reducciones distribuidas en la Argentina, Paraguay y Brasil.

Recién en 1903 en Santa Ana (provincia de Misiones) se realiza la primera plantación de yerba mate. .

Un alimento con excelencia y calidad

Velar por un producto que llegue a los consumidores con todas las garantías es uno de los principales objetivos que se propone el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM).

“Desde el Instituto y en forma conjunta con todo el sector yerbatero trabajamos día a día para obtener un producto de excelencia y calidad”, remarcó el presidente del organismo yerbatero, Juan José Szychowski.

Con sus acciones de fiscalización en toda la actividad y los programas de apoyo para que los establecimientos elaboradores certifiquen Buenas Prácticas de Manufactura, el INYM apunta a consolidar la confianza de los materos.

“La mirada siempre está orientada a obtener un producto de excelente calidad – reiteró- , cuidando y respetando todas las normas del Código Alimentario Argentino”.

Imagen relleno 4

Suscribite a nuestro boletín de noticias

Las noticias más importantes del sector en tu correo electrónico.

Contacto prensa

+54 0376 4425273 Internos: 117 y 134

Estamos de lunes a viernes de 7 a 14 hs, internos 134/117