Logo de Instituto nacional de la yerba mate

Instituto nacional de la yerba mate

¿Cómo revertir la erosión en un yerbal?

El suelo de este yerbal ubicado en Las Tunas, en el sur de Misiones, evidencia un notable proceso de degradación físico, químico y biológico. La buena noticia es que esta situación se puede revertir.

Para comprender lo que la erosión representa en términos de productividad, cabe recordar que el 50 por ciento de las raíces de la planta de yerba mate se encuentran en los primeros 40 centímetros del suelo, de donde toman agua y nutrientes para su crecimiento y desarrollo.

“En un suelo erosionado como el que se muestra aquí, esos nutrientes y el agua prácticamente ya no existen, pero pueden reponerse en el tiempo con prácticas adecuadas”, explicó el ingeniero agrónomo Marcos Kubiszen, técnico del INYM.

“¿Qué medidas deben tomarse?”, preguntamos al técnico.

“Lo primero que hay que hacer es parar la escorrentía de agua que arrastra cientos de tonelada de suelo con la lluvia, y eso se puede lograr con la sistematización del terreno, empaste de caminos, construcción de camellones y otros trabajos que eviten el desplazamiento superficial de agua que acarrea partículas ”, indicó.

Dejar que la cubierta espontánea (malezas) vaya creciendo y cubriendo el suelo, o bien incorporar alguna cubierta verde, de forma tal que lentamente se regenere su estructura, se mitigue el efecto de los rayos del sol, y se mantenga más tiempo la humedad.

El técnico recordó que “el suelo tarda millones de años en formarse estructuralmente, en contar con horizontes definidos, o sea tarda todo ese tiempo para que se den las condiciones óptimas de productividad ; por eso es tan importante cuidarlo, evitar su erosión y aplicar técnicas que permitan su sustentabilidad”.

Foto: Área Técnica del INYM.

Imagen relleno 4

Suscribite a nuestro boletín de noticias

Las noticias más importantes del sector en tu correo electrónico.

Contacto prensa

+54 0376 4425273 (lunes a viernes · 7 a 14 hs).

Estamos de lunes a viernes de 7 a 14hs, internos 134/117