Logo de Instituto nacional de la yerba mate

Instituto nacional de la yerba mate

Sumamos una década de trabajo conjunto con el Ministerio de Salud Pública

Se sumaron nuevos estudios de laboratorio y se concretó la incorporación al Código Alimentario Argentino de nuevos productos como la “yerba mate para tereré” y “yerba con bajo contenido de polvo”.
Desde la puesta en marcha del convenio rubricado en el año 2006, el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) y el Ministerio de Salud Pública de Misiones (MSP) llevan adelante una serie de tareas orientadas al fortalecimiento y mejora en diversos sectores de la actividad yerbatera.

Este acuerdo puede ser considerado como un modelo de cooperación entre los organismos públicos nacionales y provinciales, ya que en su ejecución se abordaron trabajos de suma importancia para el sector yerbatero que, al mismo tiempo, pusieron de manifiesto la capacidad de los profesionales del MSP que los efectuaron.

Entre las actividades se destacan las de fiscalización y laboratorio desde el inicio del convenio, dándole perfiles diferenciales acordados conjuntamente, como el caso del mejoramiento del mecanismo de registros con la incorporación de la obligatoriedad de presentación de manuales de buenas prácticas de manufactura (BPM) por parte de los establecimientos yerbateros. También se sumaron nuevos estudios de laboratorio y se concretó la incorporación  al Código Alimentario Argentino de nuevos productos como el caso de la “yerba mate para tereré” y “yerba con bajo contenido de polvo”.
"se sumaron nuevos estudios de laboratorio y se concretó la incorporación  al Código Alimentario Argentino de nuevos productos como el caso de la “yerba mate para tereré” y “yerba con bajo contenido de polvo”.

Otro de los puntos destacados fue la experiencia piloto realizada entre el 2015 – 2016 para mejoramiento de las buenas prácticas basadas, precisamente, en la aplicación de los manuales de BPM (Buenas Prácticas de Manufactura).

Como corolario de este trabajo coordinado, surgió la propuesta para trabajar en un paso siguiente sugerido por el MSP y que consiste en la incorporación de la figura del Responsable Operativo de Calidad (ROC) en la planta de personal de todos los establecimientos yerbateros de la provincia.
"Otro de los puntos destacados fue la experiencia piloto realizada entre el 2015 – 2016 para mejoramiento de las buenas prácticas basadas, precisamente, en la aplicación de los manuales de BPM (Buenas Prácticas de Manufactura)."

Cabe señalar que ya son varios los establecimientos que cuentan con personal encargado de velar por la calidad del producto. Lo que propone el MSP es que esto se extienda a la totalidad de los secaderos, molinos y envasadores, y que los mismos cuenten con un personal de planta que diariamente garantice la calidad de los productos alimenticios aplicando las normas de BPM, los procedimientos Operativos Estandarizados de Saneamiento (POES), de Manejo Integrado de Plagas (MIP) y  de Retiro de Alimentos del Mercado (RET). Para llevar adelante esta propuesta el MSP se comprometió a efectuar una serie de capacitaciones en distintos puntos de la zona productora, en el marco de un “Proyecto de Mejoramiento de calidad de los productos de la Industria Yerbatera a partir de la capacitación de responsables de calidad”.
Imagen relleno 4

Suscribite a nuestro boletín de noticias

Las noticias más importantes del sector en tu correo electrónico.

Contacto prensa

+54 0376 4425273 Internos: 117 y 134

Estamos de lunes a viernes de 7 a 14 hs, internos 134/117